¿Cuál es la preparación previo a la cirugía?

Usted deberá bajar de peso el equivalente al 10% de su exceso de peso.
Exceso de Peso: son los kgs de peso sobre su peso esperado normal.
Por ejemplo, si usted pesa 110 kgs y su peso esperable son 60kgs, su “exceso de peso” son 50 kgs. Lo ideal es que baje 10%del exceso de peso previo a la cirugía (es decir 5 kgs).
Durante la cirugía se necesita movilizar el hígado. En los pacientes obesos, el hígado es más grande y blando producto de
los depósitos de grasa en su interior, lo cual hace más dificultosa y riesgosa la intervención.
Al bajar de peso previo a la cirugía, se disminuyen los depósitos de grasa en el hígado y con ello los riesgos.
Si el test para identificar Helicobacter pilorii tomado durante su endoscopía es (+), deberá recibir tratamiento para su
erradicación.
El día previo a la intervención se le indicará un laxante y sólo consumirá líquidos.
El día de la cirugía, podrá tomar té o agua antes de las 9 AM.
Ingresará antes del medio día y su cirugía será en la tarde.
Deberá seguir tomando sus medicamentos habituales hasta la mañana del día de la cirugía, excepto los medicamentos para la diabetes que no los tomará el día del ingreso y aspirina que suspenderá 5 días antes.

¿Cuánto tiempo estaré hospitalizado?

La operación demora entre 2 y 3 horas, lo cual depende de si usted tiene cirugías abdominales previas y de su grado de obesidad. Debe tenerse presente que por razones técnicas, siempre existe la posibilidad de ser necesario convertir la cirugía laparoscópica a la vía tradicional (abierta). Una vez finalizada la cirugía usted pasará a la sala de recuperación y posteriormente volverá a su pieza. De acuerdo a sus patologías asociadas u otras razones médicas, podría ser trasladado a una unidad de cuidados intermedios. Lo habitual es que el tiempo de hospitalización sea 4 a 5 días en el by-pass gástrico laparoscópico.

¿Qué complicaciones puede haber después de la cirugía?

El by-pass gástrico es una intervención mayor no exenta de riesgos. Su mortalidad es de 0,5 y hasta 1,5 %. La complicación grave más frecuente es la formación de coágulos en las venas de las extremidades inferiores que pueden desprenderse y a tapar las venas pulmonares (tromboembolismo pulmonar) y ser causa de muerte. Para su prevención se le indicarán medias antiembolías, un aparato de compresión intermitente de sus extremidades inferiores durante la intervención, un anticoagulante (Clexane) y por sobre todo la deambulación precoz. Pueden existir:

1. complicaciones quirúrgicas que pueden ser menores (como por ejemplo infección de herida operatoria entre otras), otras más importantes (como por ejemplo hemorragias, abscesos intraabdominales, entre otras) y algunas muy graves como las filtraciones o dehiscencias de sutura. En estos últimos casos probablemente será necesario una reoperación y hospitalización se prolongará por tiempo significativo. La filtración de las suturas es la segunda causa de mortalidad en esta cirugía.

2. complicaciones médicas (neumonías, tromboembolismo pulmonar, infarto de miocardio, entre otras); y

3. complicaciones anestésicas (imposibilidad de intubar, necesidad de ventilación mecánica postoperatoria, hipertermia maligna, alergia a fármacos, cefalea post anestesia regional y otras).

¿Qué complicaciones podría presentar a largo plazo?

En caso de no adherirse estrictamente al control indicado, usted podría presentar problemas de desnutrición proteica, disminución de las defensas, anemia, déficit de vitaminas, caída del pelo, sequedad de la piel, uñas quebradizas, osteoporosis, pérdida de masa muscular, síndrome de dumping (cólicos intestinales, fatigabilidad, mareos, sudoración), diarrea. Durante sus controles post-operatorios, será el nutriólogo quien le indique los suplementos que deberá usar. Para evitar la pérdida de masa muscular, precozmente deberá realizar actividad física, la cual debe transformarla en un hábito. Esta puede ser desde simplemente caminar unas 20 cuadras diarias hasta la práctica de deportes de su preferencia. No sirve “la próxima semana empiezo”, el músculo que se pierde es muy difícil de recuperar.

¿Qué podré comer después de la cirugía?

En analogía a un paciente con asma, a quien le cuesta el paso del aire por sus bronquios inflamados; en el reservorio gástrico recién formado, también se produce inflamación que estrecha su interior, lo que determina que la consistencia de su alimentación post-operatoria, variará desde el ayuno a la comida normal, en un período variable de tiempo de acuerdo a lo que tarde en “desinflamarse” su nuevo estómago. Después del primer o segundo día post-operatorio comenzará con una dieta líquida que mantendrá por 7 días. Durante este período su principal nutriente será la leche. Posteriormente, recibirá una dieta licuada liviana (papilla como las guaguas) que mantendrá hasta el mes de la cirugía. Al alta, recibirá una pauta de alimentación por la nutricionista. A las tres semanas deberá ser evaluado por el médico nutriólogo. Generalmente, recién alrededor del 3er mes podrá tolerar la mayoría de los alimentos, pero en menores cantidades. Su estómago de menor tamaño no le permitirá comer en exceso. SIEMPRE deberá evitar el consumo de azúcar y grasas. Así como en un diabético un examen de azúcar en la sangre normal, no lo autoriza a comer azúcar; en un obeso el que haya conseguido bjar de peso no lo autoriza a comer alimentos ricos en calorías (helados, chocolates, galletas, azúcar, etc). No se preocupe, tendrá apetito normal; para no sufrir hambre, no debe saltarse ninguna comida, ni pasar más de 4 horas sin alimentarse. Debe tomar desayuno, almuerzo, once y cena. El no comer a las horas debidas le producirá hambre entre las comidas, lo cual le hará recurrir a alimentos ricos en calorías entre las comidas (“picoteo”), lo cual a su vez lo hará no bajar de peso como se espera.

¿Qué pasaría si no cumplo estas indicaciones?

Puesto que su estómago no tendrá más capacidad que para tolerar lo indicado, lo más probable es que si usted come en exceso o muy rápido, tenga dolor (como si hubiese comido un trozo de membrillo mal masticado) y/o vómitos. Si consume alimentos con azúcar es probable que, además de recibir altos aportes calóricos, sufra de desagradables episodios de somnolencia, debilidad y/o mareos, lo cual debemos evitar. Su nueva cirugía pretende que usted llegue a comer en menor cantidad de lo que lo hacía antes de operarse, pero SIN padecer hambre (menos cantidad como cuando hacía régimen para bajar de peso, pero ahora sin sufrir de hambre, pues se sentirá satisfecho con menos cantidad de comida). Sin embargo, si usted, en vez de comer a las horas indicadas, pasa “picoteando” comida, tendrá la engañosa sensación de comer poco y NO bajará de peso como se espera. La cirugía no es magia. La cirugía le permite comer menos (a las horas debidas) sin padecer de hambre.

¿Cuándo podré volver a trabajar y realizar mis actividades normales?

En cirugía laparoscópica, si su actividad normal no requiere esfuerzo físico podrá retomarla luego de dos semanas de operado. Inicialmente se recomienda realizar caminatas. Podrá hacer ejercicios físicos en forma progresiva después de tres semanas de la operación.

¿Cada cuánto tiempo se realizan controles post-operatorios?

El cirujano le controlará una semana después del alta, la nutricionista a la 1ª y 4ª semana y el nutriólogo después del primer mes. A partir de la 4ª semana de la cirugía tendrá control mensual con alguno de los miembros del equipo hasta cumplir 6 meses. Posteriormente, los controles se distanciarán hasta hacerse anuales. En sus controles se le indicarán momento y exámenes que deba realizarse.

¿En cuánto tiempo perderé el peso después de la cirugía?

En los primeros seis meses se produce la mayor caída en el peso, por lo tanto es imprescindible una máxima adhesión a las indicaciones del equipo médico para evitar riesgos. En la mayoría de los casos el descenso de peso se detiene al cabo del primer año después de la cirugía.

¿Quedaré con la piel fláccida tras la pérdida de peso?

Esto depende del tipo de piel de cada persona y de la cantidad de peso perdida. Puede que aparezcan pliegues de piel en el abdomen, tórax, piernas y brazos. En la mayoría de los casos no se requiere ningún tratamiento. En algunos casos podría ser necesario recurrir a cirugía plástica (nunca antes del primer año de operado para lograr estabilización del peso).

¿Es posible embarazarse después de la cirugía?

No existe ningún inconveniente para el embarazo siempre y cuando este ocurra después del primer año de la cirugía, cuando se haya estabilizado la pérdida de peso.

¿Qué efectividad tiene el By-pass Gástrico?

En general, el by-pass gástrico reduce el 70% de su exceso de peso*. Con relación a las patologías asociadas, la diabetes se mejora en casi la totalidad de los pacientes, incluso en aquellos que usan insulina pueden quedar necesitando sólo medicamentos orales. La cirugía tiene un elevado rendimiento en lograr disminución del exceso de peso en forma estable y permanente, pero no en el 100% de los casos. Aquellos pacientes que vuelven a comer alimentos hipercalóricos y/o “picotean” permanentemente entre las comidas, recuperan parte importante de su peso inicial. Esto depende de usted. La cirugía es una importante ayuda para que usted coma menos, sin pasar hambre, baje de peso y mejore sus enfermedades asociadas al exceso de peso, pero requiere de su compromiso de seguir las indicaciones y controles médicos. * Si su Exceso de Peso son 50 kgs. (Por ejemplo, si usted pesa 110 kgs y su peso esperable son 60 kgs) se considera éxito de la cirugía pérdida del 50% del exceso de peso (es decir 25 kgs) Lo habitual es que los pacientes bajen más del 70% el primer año (es decir más de 35 kgs) y muchos llegan a su peso esperable normal.

Por último, reiterar que… La meta de la cirugía es vivir mejor, en forma más saludable y más largo tiempo. Sin embargo, el tratamiento quirúrgico de la obesidad es una cirugía mayor e incluso en los procedimientos más simples se pueden presentar resultados inesperados. El tratamiento quirúrgico de la obesidad tiene sus mejores resultados cuando los pacientes adquieren un compromiso de por vida EL PACIENTE ES Y SIEMPRE SERA EL ELEMENTO MÁS IMPORTANTE PARA EL LOGRO DE LOS MEJORES RESULTADOS EN CUALQUIER TIPO DE CIRUGÍA BARIÁTRICA. Si bien la indicación de este procedimiento es de carácter médico, la decisión de someterse al procedimiento depende enteramente de usted. Nosotros estamos preparados para ayudarle en su decisión.