Artículo clínico escrito por María Paz Vélez- Especialista en Individualidad Bioquímica.-Nutricionista Mg. en Obesidad y TCA- Mg en Metabolismo Clínico. Dip. Sicología de la Nutrición. Dip. Nutrición ortomolecular. Dip. Nutrición Clínica UC. Dip. Siconutrición. Dip. Nutrición Deportiva.
Mpvelez@uc.cl- @pazvelez_nutricion- www.pazveleznutricion.cl

LA GRASA ME PROTEGE


El exceso de peso no está ahí para molestarnos, intenta decirnos algo y corresponde a una solución biológica que usa nuestro organismo para equilibrar otro tipo de estresor, ya sea emocional, psicológico, etc.

En el paciente con exceso de peso se manifiestan comúnmente problemas en las área afectiva y cognitiva, como una baja autoestima y pobre autoimagen, especialmente en lo referente al propio esquema corporal, observándose una deteriorada imagen de sí mismo y de su cuerpo y una baja expectativa respecto de la autoeficacia y el logro. Estas mismas características hacen que el paciente se «oculte» y con esto se «proteja» bajo capas de grasa y boicotee cualquier tratamiento dietoterapéutico.

El autoestima debe ser considerada como un factor relevante en el pronóstico de los trastornos de la conducta alimentaria, y establece que una mejora de la misma en los pacientes obesos proporciona un formas de afrontamiento de los conflictos y reducción de peso.

Si vamos a los datos duros nos damos cuenta que la mayoría de los pacientes con sobrepeso tienen alta puntuación en psicopatología; el 80.9% presenta sintomatología depresiva importante, el 56.39% tiene elevado rasgo de ansiedad, el 48.26% tiene elevado estado de ansiedad, el 24.4% cumple criterios de trastorno por atracones y el 11.9% de bulimia nerviosa (BN); un 17.3% tiene criterios de trastorno por estrés postraumático.

EMOCIONES, SEXUALIDAD Y PESO



El exceso de peso contribuye a la evitación de la sexualidad y de la separación , ya que esto les resulta amenazante. Es así como se genera un cìrculo de evitación sexual que lleva a un apetito sexual no satisfecho lo que aumenta el apetito y la ingesta calórica para suplir ese deseo.

Una de las característica que más comparten los pacientes con exceso de peso es la dificultad para identificar y expresar las propias emociones, lo cual hace que recurran a comer en exceso como una estrategia maladaptativa para “manejarlas” o «comérselas».

El exceso de peso, en estos pacientes, sería útil para proteger a las personas de un mundo que parece amenazante por la baja autoestima y expectativa de fracaso; protege de los riesgos de afrontar una vida laboral, social y afectiva, pero a un alto costo emocional. Dentro de estas variables está la evitación sexual, que por su parte, generaría un ciclo de frustración y exceso de ingesta difícil de romper sin ayuda profesional.

En cuanto a la depresión, se sabe que cursa con aumento o disminución del apetito y que en general tiende a amplificar los patrones de cambio de peso asociados con la edad; es decir, los adultos jóvenes con depresión tienden a aumentar de peso, mientras que los adultos mayores bajan de peso

MÁS ALLÁ DE LA ALIMENTACIÓN: EL COMER


Una de las emociones que más gatillan el comer en exceso es la rabia y ser incapaz de expresarla

Comer es una conducta que relaciona diversas dimensiones. La participación de los circuitos emocionales forma parte de la red que asegura la inclusión de energía al organismo.

El deseo, que es un circuito destinado a la búsqueda del apareamiento, podría desplazar y cambiar el objeto sexual por sensaciones digestivas. El apego, que es un sistema de protección relacional a través del cual la cercanía con el cuidador regula significativamente el bienestar, puede intercambiar alimento por cuidador.

Comer en vez de elaborar psíquicamente la realidad

Es decir la persona suplanta la actividad psíquica necesaria para resolver la dificultad emocional con alteraciones en la conducta del comer. Estas alteraciones implican diversas conductas como: aumento de la ingesta; picoteo; craving a hidratos de carbono; supresión de saciedad; atracones.

Algunas situaciones que al no resolverlas o sentirlas como amenaza se apaciguan con el comer en exceso son:

1.           Anticipación de amenaza: Futuros cambios: de casa, colegio, trabajo, dependencia laboral.

2.           Separaciones de la figura de apego: cambios sutiles en la distancia emocional con la figura de apego principal (madre, padre o pareja)

3.           Vacío, aburrimiento.

4.           Ansiedad anticipatorio ante evaluaciones o juicios de terceros

5.           Sensación de inhabilidad para el aprendizaje de tareas específicas

6.           Ser individuo de características dominante en posición de sumisión

7.           Ser individuo con características de sumisión y estar en posición dominante

8.           Amenza al territorio propio, (concreto o simbólico)

9.           Desafiliación (dejar de pertenecer a un grupo de referencia)

10.         Desmotivación: incluido el deseo sexual.

Adicción alimentaria


La palabra A-  DICCIÓN significa: A ES «no»y DICCIÓN viene de decir . O sea la A- DICCION ( el NO DECIR) hace referencia a la incapacidad de expresar emociones y sustituirlo por comer.

Este modo de utilizar circuitos del placer para aumentar la ingesta se parece al estilo alcohólico donde el alimento (muchas veces hidratos de carbono en presentaciones dulces) activan el circuito, buscando mas y mas estimulación. Los pacientes paran, lo mismo que el alcohólico cuando ya no pueden más de volumen o cuando se acaba el alimento. Este Craving por sustancias calóricas es muy difícil de parar.

En este tipo de pacientes las dietas con «licencias» (haga dieta en la semana y tiene permiso el fin de semana) aumentan la alteración atracón/ restricción y (control/descontrol) que es justamente lo enfermo y que se suelen acompañar de variaciones en el ánimo y la angustia.

COMER COMO PARTE DE UN MODO- DE- ESTAR- CON- OTROS.


Se tiende a desarrollar una alteración del comer en presencia de relaciones conflictivas abiertas u ocultas. Esto puede contibur al comer a escondidas o a equilibrar la dinámica familiar con exceso de ingesta.

El vínculo con las personas importantes está caracterizado por un cierto clima que ha puesto en acción ajustes emocionales de cada miembro destinados a sostener la sintonía emocional entre ambos. Estos ajustes implican al organismo en su totalidad y suelen ser muy inconscientes, cuando hay un desequilibrio entre los miembros que no nos sentimos capaz de regular se tiende a hacerlo mediante la comida.

Dado que comer y ser cuidado (aliviado) son estados que al inicio de la vida se dan juntos y fusionados  se confunde la regulación emocional del vínculo ( pareja , familia) con comer y se come en vez de equilibrar una situación ( ejemplo pelea).

SOLUCIONES

Su nutricionista no solo debe prescribir una dieta personalizada para sus características físicas y biológicas. Es su deber profesional especializarse en técnicas siconutricionales para acompañar al paciente en este camino mientras observa el vÍnculo emocional que este tiene con la alimentación, para ir en conjunto identificando su contexto, situaciones de descontrol y debilidades para abordar este trastorno de forma integral.


María Paz Vélez- Especialista en Individualidad Bioquímica.-Nutricionista Mg. en Obesidad y TCA- Mg en Metabolismo Clínico. Dip. Sicología de la Nutrición. Dip. Nutrición ortomolecular. Dip. Nutrición Clínica UC. Dip. Siconutrición. Dip. Nutrición Deportiva.
Mpvelez@uc.cl- @pazvelez_nutricion- www.pazveleznutricion.cl